Archives

Support

domingo, 28 de abril de 2019



LA ULTIMA CENA

¿Sabes que momento exacto capturó la pintura de "La Ultima Cena" de Leonardo Da Vinci?

Leonardo Da Vinci concentra toda la acción de la escena en la reacción de los apóstoles a las palabras de Cristo: “uno de vosotros me traicionará”. Es el momento de mayor dramatismo de la historia del llamado mesías. Checate las manos de los apóstoles a continuación. 


Después de las palabras de Cristo, la onda expansiva nace en el centro y llega hasta los extremos, afectándolos a todos.



Normalmente el jefe de familia o la persona más importante se sienta en la cabecera de la mesa, Leonardo puso a Cristo en medio. La expresión de Cristo, triste y resignada, después de decir "UNO DE USTEDES ME TRAICIONARÁ" inicia la acción de la Escena. ¿Te has dado cuenta que nadie quiere tocar a Jesús?



-“¡¿Cómo?! ¿Qué uno de nosotros te traicionará? ¡Imposible!” (grita Santiago con los brazos abiertos)

-“¿Acaso seré yo, Señor?” (Felipe, llevándose las manos al pecho)

-"¡Soy inocente!", (Tomás levantando el dedo índice)



Pedro, sucesor de Jesús y el más bravo de los 12, le toca el hombro con la mano a Juan, el más joven, para decirle al oído: “Pregúntale quién es? ¿Quién le traicionará?” Busca la mano derecha de Pedro y encontrarás que sostiene un cuchillo, un gesto de querer aplicar justicia e indagar quien es el traidor.

Judas, entre ellos dos, con la bolsa del dinero en la mano derecha, no sabe dónde mirar. Con la misma mano derecha tira la sal, por eso se dice que tirar la sal es de mala suerte, ya que está desperdiciando algo divino por descuido.

Del santo Evangelio según san Mateo 5, 13-16
«Vosotros sois la sal de la tierra. Mas si la sal se desvirtúa, ¿con qué se la salará? Ya no sirve para nada más que para ser tirada afuera y pisoteada por los hombres.

Además, si te fijas con atención, todos tienen una ligera aureola, menos Judas.

Un aporte que hicieron en uno de sus comentarios fue que con la mano izquierda de Judas parece que tomará el mismo pan que Jesús. En realidad no lo había notado. Según en la biblia Jesús dice
"El que mete la mano conmigo en el plato, ése me va a entregar". Gracias por su contribución



Andrés levanta las manos sorprendido.

Santiago el Menor le toca la espalda a Pedro para preguntarle si sabe algo que ellos desconocen.

Bartolomé se levanta con las manos sobre la mesa dispuesto “a cualquier cosa” para identificar al traidor.

Después de las palabras de Cristo, la onda expansiva nace en el centro y llega hasta los extremos, afectándolos a todos.

0 comentarios:

Publicar un comentario