Archives

Support

domingo, 12 de abril de 2020




Excavadores, que llevaban buscando la Iglesia de los Apóstoles por mucho tiempo, afirman haberla encontrado cerca del estuario del río Jordán en la costa norte del mar de Galilea.

De acuerdo con un comunicado del Centro para el Estudio del Judaísmo Antiguo y los Orígenes Cristianos (CSAJCO), la excavación fue realizada por el Instituto Kinneret de Arqueología Galileana en el Kinneret College, dirigido por el Prof. Mordechai Aviam en colaboración con el Prof. R. Steven Notley con el CSAJCO y el Nyack College en Nueva York.


“La Iglesia de los Apóstoles, como hemos comenzado a llamarla, y que fue construida sobre la casa de Pedro y Andrés, debe haber sido una estructura magnífica”, manifestó R. Steven Notley, profesor del Nuevo Testamento en el Nyack College.

Asimismo, aseveró que los arqueólogos han estado excavando el sitio durante cuatro años y necesitarán otro año más para excavar por completo los restos de la iglesia. Por el momento, solo se han excavado las habitaciones del sur de la iglesia.

El grupo desenterró un piso de mosaico, lo que para el profesor significaba una “prueba clara de que la Iglesia de los Apóstoles es del período bizantino”.

“Esta iglesia pertenecía a un complejo del monasterio. Tenía pisos de mosaico ornamentado, algunos de los cuales están bien conservados. Se encontró un fragmento de la pantalla de mármol del presbiterio, decorado con una corona de flores, así como teselas de vidrio doradas en oro que pertenecían a un mosaico de pared. Estos elementos decorativos dan testimonio de una iglesia grande y magnífica”, dijeron.

La existencia de este recinto religioso se menciona en los viajes de un obispo bávaro llamado Willibald, quien pasó por el área alrededor del mar de Galilea en el año 725.

0 comentarios:

Publicar un comentario