Archives

Support

lunes, 20 de julio de 2020

La ciudad de Cholula se vio beneficiada con la llegada del ferrocarril a finales del siglo XIX. Para el siglo XX, la estación de la ciudad milenaria era la primera parada importante rumbo hacia Cuautla: los primeros viajeros, incluidos muchos comerciantes de “tierra fría”, abordaban ahí para llevar sus mercancías, principalmente granos, frutas y verduras hacia el cruce de caminos que es Izúcar de Matamoros.

Cuando se abrió la zona arqueológica de Cholula, el ferrocarril sirvió para transportar a la mayoría de los turistas que llegaban a la zona; entonces había una carretera federal que iba de Puebla a lo que hoy es la Ciudad de México, pasaba por la urbe milenaria, iba hacia Huejotzingo y llegaba al estado de México. No existía, y no existió sino hasta los años setenta del siglo XX la llama Ruta Quetzalcóatl, conocida simplemente como Recta a Cholula. El tren, entonces, era el transporte adecuado, y popular, para el transporte de mercancías y pasajeros.

Vía Milenio.


0 comentarios:

Publicar un comentario