Archives

Support

viernes, 27 de noviembre de 2020


A 110 años de la lucha social de los pueblos campesinos ¿cuál es el panorama en pleno siglo XXI?

Mtra. Georgina Tochimani Tochimani 


Es sin duda alguna los inicios de la llamada Revolución mexicana en el año de 1910, un referente de los pueblos campesinos de la nación mexicana. No dejando de mencionar los diferentes ideales revolucionarios que surgieron en el contexto del fin y cierre del gobierno comandado por Porfirio Díaz y grupos como el llamado científicos y empresarios. Recordemos los ideales y movimientos de los hermanos Flores Magón, de los hermanos Serdán, entre otros que se fueron organizando conforme caminaba el movimiento social de lucha de pueblos y grupos a lo largo de los siguientes años; cómo es el caso del movimiento Zapatista y la lucha agraria de los hermanos Arenas hasta 1916. 

Sin duda alguna la fecha del 20 de noviembre nos ha permitido conmemorar el fin e inicio de un periodo de nuestra historia nacional y regional, el recuerdo de una serie de personajes y movimientos que dieron como resultado la reorganización de un gobierno central, de una serie de leyes y decretos que respondieran a las necesidades de todos, pero lo más importante, los cambios y ajustes reales que se vivieron durante este periodo. Las necesidades en el campo mexicano siguen siendo hasta la fecha insuficientes y han marcado la vida de familias y generaciones en los diversos espacios de los pueblos. La llamada revolución agraria, nos remite a esos años en que muchos de nuestros pueblos buscaron hacer realidad el sueño del respeto a la tierra, no como propiedad, sino más bien como parte de la vida sustentable de todos los que habitan los espacios rurales. Los rurales como se nos llamaba, tenemos un origen, tenemos una herencia que nos obliga a buscar la subsistencia alimentaria de todos, una práctica que día a día se nos niega. Los llamados repartos agrarios, si bien hizo justicia a los pueblos y gente sin tierra, ha traído una serie de injusticias en la dinámica del trabajo agrícola, no existe apoyo ni seguridad social para el trabajo en el campo, debido a ello en plena década de 1980 y 1990 se llevó a cabo la migración masiva de jefes de familia y posteriormente familias enteras al vecino país de E.U., buscando el sustento y el llamado sueño americano. Los repartos agrarios, dieron ejido a los pueblos, y la pregunta es ¿qué paso con aquellos pueblos a quienes se les negó el ejido?, se los dejo de tarea. 

El 20 de noviembre, fue el inicio de una serie de luchas sociales, que hasta la fecha no se les ha hecho justicia.

0 comments:

Publicar un comentario